Los médicos tienen un gran abanico de herramientas diagnósticas útiles en los desórdenes hepáticos, incluso cuando estos últimos no tienen síntomas característicos. Podrían conducir una entrevista tradicional y realizar un examen de palpación (tocando y aplicando presión) y podrían ordenar análisis de sangre, exámenes de imagenología o una biopsia. (1)

Entrevista médica y examen físico

Un médico que sospecha de una enfermedad hepática, determinará el diagnóstico en base a una entrevista, obteniendo información sobre desórdenes pasados, medicinas y suplementos recibidos y cantidad de alcohol consumido. Muchas personas con un hígado enfermo no presentan ningún síntoma o sus síntomas son poco específicos. Al conducir la entrevista, tu médico podría consultarte sobre síntomas tales como: (1,2)

Sentirte cansado y débil

Pérdida del apetito

Náuseas

Dolor abdominal

Picazón en la piel

Tu médico revisará si no tienes ictericia: piel y esclera (la parte blanca del ojo) con un tinte amarillo, si tus heces son pálidas, blancas o alquitranosas. Durante el examen físico, tu médico podría evaluar inicialmente el tamaño de tu hígado, u ordenar un examen ecográfico para confirmarlo. (1)

Exámenes de laboratorio para enfermedades hepáticas

Los exámenes diagnósticos útiles son: (1)

  • conteo sanguíneo periférico,
  • tasa de sedimentación eritrocítica y PCR - marcadores de inflamación,
  • niveles de aminotransferasas: ALT, AST,
  • indicadores de colestasis– FA, GGMT, bilirrubina,
  • niveles de lípidos,
  • exámenes de inmunidad para infecciones virales (hepatitis B y C, mononucleosis infecciosa, CMV).

Adicionalmente, los exámenes diagósticos más específicos pueden incluir:

  • la presencia de anticuerpos típicos para desórdenes autoinmunes,
  • evaluación de la permeabilidad de ductos biliares – colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE), colangiopancreatografía por resonancia magnética (CPRM)
  • análisis de función cardiaca: ecocardiografía,
  • biopsia hepática.

La base de los exámenes diagnósticos bioquímicos es examinar los marcadores de plasma sanguíneo que se utilizan para analizar y monitorear las enfermedades hepáticas. Cuando se analizan los exámenes de laboratorios, el médico revisa no solo los valores absolutos sino también sus reacciones. Los niveles elevados de alanina aminotransferasa (ALT) y aspartato aminotransferasa (AST) puede indicar un daño en las células hepáticas. Gamma glutamil transpeptidasa (GGMT) y fosfatasa alcalina (FA) son indicadores sensibles de colestasis, y sus niveles elevados pueden reflejar el abuso de alcohol. Por otro lado, un nivel disminuido de albuminas puede indicar una capacidad disminuida del hígado para sintetizar proteínas. (3)

Para mas información sobre AST y ALT, lee más aquí.

Muchas personas con enfermedades hepáticas no presentan síntomas

Exámenes de imagenología para enfermedades hepáticas

La ecografía es uno de los métodos básicos de examinar el hígado a través de imagenología. Permite evaluar los siguientes parámetros: (4)

  • dimensiones del hígado,
  • homogeneidad de la estructura del parénquima hepático,
  • la presencia de lesiones focalizadas (tumores, quistes).

Adicionalmente una ecografía doppler puede usarse para visualizar el flujo en los vasos sanguíneos.

Un tipo de examen relativamente nuevo es la elastografía, que usa el ultrasonido para analizar la elasticidad del tejido hepático, que se disminuye en el caso de cirrosis y fibrosis hepática. (5)

Exámenes hepáticos invasivos: biopsia y laparoscopia

En algunos casos, una biopsia es necesaria para determinar el diagnóstico, analizar la etapa de la enfermedad o tomar una decisión del manejo terapéutico. Una biopsia significa recolectar con una aguja una pequeña muestra de tejido hepático que luego será analizado bajo un microscopio. (6)  

La forma más exhaustiva de examinar el hígado es la laparoscopia. Es un procedimiento que se lleva a cabo bajo anestesia general, y muy rara vez con anestesia localizada. Permite visualizar directamente una gran parte de la superficie del hígado y la vesícula. Durante el procedimiento laparoscópico también es posible recolectar una muestra de biopsia para examinar. (7) 


CUIDA A TU HÍGADO TODOS LOS DÍAS CON ESENCIAL®

Conoce más sobre Esencial® y su triple acción


DESCUBRE CÓMO MANTENER LA VITALIDAD Y CUIDAR A TU HÍGADO