La alimentación correcta ayudará a tu hígado a funcionar de forma adecuada

El hígado realiza una parte vital e irremplazable de los procesos digestivos, por esto es importante mantener una alimentación apropiada para facilitar su funcionamiento.

Como parte de los procesos digestivos, el hígado es responsable de desintoxicar el cuerpo: el proceso mediante el cual se eliminan las toxinas del cuerpo humano a través de los procesos digestivos. Podemos apoyar esta función al consumir alimentos y bebidas beneficiosos para el hígado, tales como: aguacate, remolacha, limón, ajo, toronja, jengibre, cardo mariano, verduras y té verde. Algunos serán beneficiosos para todas las personas, mientras otros solamente serán beneficiosos para quienes tienen un hígado en óptimo funcionamiento.

Revisa un detalle de cada uno de estos ingredientes y conoce cómo prepararlos de forma correcta.

Frutas y vegetales como apoyo clave

    Es un fruto delicioso y una fuente rica en nutrientes tales como la vitamina E, luteína, glutatión, beta-sitosterol, ácido fólico, potasio, magnesio y fibra dietaria. También contiene L-aspartato, un aminoácido esencial para varios ciclos metabólicos que ocurren en el hígado. Los procesos que involucran al L-aspartato son elementos clave para asegurar la correcta desintoxicación de compuestos perjudiciales al cuerpo. Protege contra la galactosemia, una sustancia tóxica que destruye las células hepáticas. Finalmente, es una fuente excelente de ácidos grasos y aminoácidos que juegan un rol metabólico importante. Los aguacates pueden consumirse untados en pan, a manera de guacamole, o se pueden incluir picados dentro de tu ensalada favorita o en platos de arroz calientes.

    Apoya al correcto funcionamiento del hígado y muy importante para ayudar al hígado a librarse de los radicales libres perjudiciales. Purifica el cuerpo de toxinas, reduce el colesterol, mantiene la presión sanguínea, acelera la filtración de sangre y tiene un efecto antioxidante e incluso mejora la digestión. Las remolachas también contienen una fibra llamada pectina, que purifica el hígado de manera poderosa, removiendo toxinas de éste. También incluyen muchos compuestos que apoyan el funcionamiento del hígado, tales como beta-alanina, betacianina, fibra, hierro y ácido fólico. Este vegetal también contrarresta el riesgo de cáncer hepático e incrementa la secreción de ácido gástrico, lo que facilita la digestión y ayuda al cuerpo a controlar la cantidad de radicales libres en el colesterol "malo" (LDL). Luego de consumir remolacha, el color de la orina podría tornarse rojo; no hay razón para temer, es un efecto completamente normal de la coloración intensa de la remolacha. La remolacha es deliciosa y fácil de incorporar en tu dieta pero evita consumirla si sufres de estreñimiento o problemas renales.

    Solo debe incluirse en la dieta cuando estás seguro de que tu hígado se encuentra saludable, de lo contrario irritará al hígado poco saludable. Si es que la condición de tu hígado lo permite, el ajo es bienvenido. Su compuesto principal llamado alicina previene el desarrollo de bacterias, cáncer, virus y aterosclerosis. El ajo reconstruye el parénquima hepático gracias a los ácidos grasos Omega-3 que contiene. Estos ácidos son los cimientos de las membranas celulares, incluyendo las del hígado. El ajo es una fuente de esteroles vegetales (fitoesteroles): compuestos que contrarrestan la aterosclerosis, reduciendo la concentración del colesterol en la sangre, especialmente el colesterol "malo" (LDL). El ajo también ayuda al hígado a deshacerse de grasas dañinas y en la excreción de colesterol junto con los ácidos biliares. Vale la pena usarlo como una medida preventiva, dado que protege efectivamente contra las bacterias y hongos. Sin embargo, no está indicado para todos, por lo que es importante revisar si realmente es beneficioso para ti.

    Tiene un efecto termogénico sobre el hígado que ayuda al hígado a eliminar toxinas del cuerpo. La mejor manera de consumirlo es con jugo de limón, como parte de una infusión caliente, justo antes de acostarse. También contiene vitamina C, B1, B2 y magnesio, apoyos importantes al sistema inmune. Sin embargo, se recomienda evitarlo si sufres de enfermedades del hígado o el estómago, pues puede resultar irritante.

    Gracias a la naringenina (un compuesto orgánico) ayuda a la filtración sanguínea, por consiguiente apoya al funcionamiento del hígado y a la regeneración de células hepáticas. Adicionalmente, contiene mucha vitamina C y antioxidantes (como el limón) que activan las enzimas digestivas, asistiendo a la purificación natural del hígado. Sin embargo, si tomas medicinas para el hígado deberías evitar comerla, ya que bloquea la actividad de ciertas enzimas responsables de la digestión de fármacos.

    Come habitualmente la espinaca, col rizada, rúcula, berro y lechuga. Estos vegetales son útiles para el cuerpo por su alto contenido de clorofila, que purifica la sangre y el hígado. También ofrecen una alta concentración de nitrato, que reduce la acumulación de grasa en el hígado, protegiéndonos de desarrollar la enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA).

    Apoya la producción de enzimas en el hígado que neutralizan las toxinas perjudiciales para el cuerpo. Adicionalmente, es una fuente importante de vitamina C y antioxidantes, que asisten en la creación de las enzimas ya mencionadas.

Los líquidos como ayudantes clave

    El kvass es una bebida fermentada que se obtiene de la remolacha y puede ayudar a quienes sufren de insuficiencia hepática. Mejora la digestión, purifica el cuerpo de toxinas, disminuye el colesterol y la presión arterial. Similar a lo que sucede con el café, el té y el clavo de olor, la remolacha tiene un efecto antioxidante, que ayuda al hígado a eliminar los radicales libres dañinos. Durante el tratamiento de limpieza del hígado usando kvass de remolacha (que debe durar de preferencia cinco días) el color de la orina podría tornarse rojo. No es necesario preocuparse; es un efecto completamente normal causado por la coloración intensa de la remolacha y no es perjudicial a la salud. Ten en cuenta que el kvass de remolacha no debe ser consumido por diabéticos, personas que sufren de estreñimiento o que presentan problemas en los riñones, tales como los cálculos renales.

    Consumir té verde trae consigo mayores beneficios cuando se combina con actividad física moderada.

    • Contiene catequinas que reducen los depósitos de grasa en el hígado y apoyan el funcionamiento de este órgano.
    • Contiene polifenoles (un tipo de antioxidante) que destruye toxinas que son perjudiciales al cuerpo cuando se acumulan.
    • Contrarresta los efectos dañinos de los radicales libres sobre los hepatocitos (células hepáticas),
    • Reduce los niveles de las enzimas hepáticas -alanina aminotransferasa (ALT) y aspartato aminotransferasa (AST).
    • Efectos anti inflamatorios y hepato protectores (protege las células hepáticas y disminuye los niveles de enzimas hepáticas).

    Un estudio del 2015 publicado por la Revista Internacional de Medicina Clínica y Experimental mostró que beber té verde reduce el riesgo de enfermedades hepáticas tales como la cirrosis (en un 44%), enfermedad crónica del hígado (en un 51%), hígado graso (en un 43%), y carcinoma hepatocelular (en un 26%).

    Contiene abundantes vitaminas y minerales. Es creado mediante el proceso de fermentación de la manzana con la presencia de bacterias. Ofrece varios beneficios a la salud, particularmente al sistema digestivo. Como la remolacha, contiene pectina (que limpia el hígado) y adicionalmente enzimas que estimulan el trabajo de los jugos digestivos en el estómago. Para alcanzar la terapia de limpieza adecuada, se recomienda beber el vinagre de manzana entre comidas, combinado con agua destilada, en las siguientes proporciones: dos cucharadas de vinagre en dos litros de agua. Debes tener en cuenta que el vinagre de manzana es perjudicial para las personas que sufren de enfermedades gastrointestinales crónicas - incluyendo enfermedades hepáticas - así como a las embarazadas, dado que puede causar acidez.

    Los consumidores de café estarán felices de saber que el café es beneficioso para el hígado. Usualmente considerada como un estimulante, resulta que la cafeína no es dañina para el hígado. Es ante todo un tema de moderación (debe consumirse un máximo de cinco tazas al día). Resulta interesante que el café instantáneo presenta más beneficios a la salud que otros tipos de café, a causa de su alto contenido de ácido clorogénico, el componente principal de los polifenoles (compuestos antioxidandes). El café es un anti inflamatorio que apoya las células hepáticas y su regeneración. Esto se logra gracias a los diterpenos presentes en el café (incluyendo cafestol y kahweol), así como los polifenoles (antioxidantes, incluyendo el ácido clorogénico), y esteroles vegetales, que también pueden encontrarse en el ajo. Si tu hígado está saludable, beber café con leche no debería causar ningún problema. Si combinas el café con estos ingredientes o con aceite de coco, puede tener como resultando la creación de complejos insolubles de compuestos que reducen los beneficios antioxidantes del café. Si quieres lo que es mejor para tu hígado, especialmente si no está en su mejor estado, elige un café negro pequeño en lugar de un latte grande. En conclusión, el café solo es beneficioso para todos, preferiblemente sin ingredientes adicionales.

Las plantas como ayudantes clave

    Contiene silimarina, que desintoxica y regenera el hígado al sellar las membranas celulares de este órgano. También apoya la producción y secreción de la bilis, intensificando los procesos digestivos.

    Es uno de los cultivos ancestrales más antiguos, cultivado por grupos indígenas en el periodo precolombino. Puede proteger las células hepáticas de los efectos tóxicos del alcohol y ciertas medicinas. Sus granos y semillas son una excelente fuente de antioxidantes, gracias al alto contenido de fenoles, tocoferoles y otros componentes bioactivos. El amaranto está normalmente disponibles en tiendas de alimentos naturales y en productos tales como harina, muesli, pan y cereales. Puedes agregar una o dos cucharadas de amaranto al yogurt o a la avena.

    Fortalece el hígado. Su secreto es el eugenol (un aceite con propiedades antibacteriales y antivirales) y una alta concentración de antioxidantes. El eugenol ayuda a eliminar toxinas del cuerpo y contrarresta las infecciones, reduce la inflamación del hígado causada por el consumo de alcohol. De esta manera, fortalece la inmunidad y mejora la actividad de los antioxidantes en el hígado, los cuales eliminan los radicales libres del hígado. (1)

    Es una planta termófila, de la cual existen setenta especies. La mayoría de las personas la conocen como un condimento para los alimentos. Tiene efectos amplios y positivos para el cuerpo humano: propiedades bactericidas, espasmolíticas, y anti inflamatorias. Se la recomienda especialmente a aquellos que sufren de la inflamación de los ductos biliares, dado que apoya su regeneración y funcionamiento adecuado. También restaura la contractibilidad apropiada a la vesícula y al músculo conocido como esfínter de Oddi, que protege la entrada al duodeno. El ingrediente activo más importante del rizoma de la cúrcuma es la curcumina, que tiene fuertes propiedades anti inflamatorias. En la industria alimenticia se la conoce como E100, proviene del grupo de los polifenoles y es uno de los antioxidantes vegetales más poderosos. La curcumina ataca a las células cancerígenas, especialmente aquellas que son resistentes a otros tratamientos.(2) Sin embargo, es importante aclarar que se conoce casos de hepatitis en personas que toman suplementos de extracto de cúrcuma sin supervisión médica. Por esta razón, solo deben tomarse dichos suplementos luego de consultar con tu médico de cabecera y en cantidades razonables.


CUIDA A TU HÍGADO TODOS LOS DÍAS CON ESENCIAL®

Conoce más sobre Esencial® y su triple acción


CONOCE MÁS SOBRE QUÉ APORTA O PERJUDICA A TU HÍGADO

    1. Watson S. 12 Alimentos que ayudan a revertir el hígado graso. https://www.healthline.com/health/fatty-liver-diet – Fecha de Acceso: 2021.02.12. 

    2. Tong Zhou et al. Los efectos protectores del jugo de limón en el daño hepático alcohólico en ratones. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5439254/- Fecha de Acceso: 2021.02.12; 

    3. Augustin K.: Valores terapéuticos de la cebolla (Allium cepa L.) y el ajo (Allium sativum L.). Revista de Biología Experimental de la India. 1996 Jul;34(7):634-40. 

    4. YO: CAFÉ – ¿una estrella en ascenso de la prevención de enfermedades? Instituto de Alimentación y Nutrición | Septiembre 2018. 

    5. Muriel P. et al.: El Café y el Hígado. 2017. 

    6. Muriel P. et al. El Café y las Enfermedades Hepáticas. Fitoterapia 81 (2010) 297–305 

    7. Kim J., Cha Y., Lee K. i wsp,: El efecto del uso de extracto de cáscara de cebolla para suplementar el perfil lipídico y el estado antioxidativo de las mujeres jóvenes saludables: estudio Effect of onion peel extract supplementation on the lipid profile and antioxidative status of healthy young women: un ensayo cruzado, aleatorizado, controlado con placebo, doble ciego. Práctica e Investigación Nutricional 2013, 5, 373-379. 

    8. Wala K. et al.: Cebolla: una fuente poco apreciada de beneficios terapéuticos. Medicina Familiar 2019; 22(1): 41-46. 

    9. Al-Okbi, S. Y., Mohamed, D. A., Hamed, T. E. & Edris, A. E.: Efecto protector del aceite de clavo y las microemulsiones de eugenol en el higado graso y dislipidemia como componentes de síndrome metabólico.  Revista de Alimentos Medicinales 17(7), 2014, 764–771. 

    10. Iwano H. et al.: Efecto de eugenol dietario en metabolismo xenobiótico y mediación de UDP gucuronosiltransferasa y citocromo P450 1A1 expresión en el hígado de rata. Revista Internacional de Ciencias de la Alimentación y Nutrición, 2014, 65, 2, 241-244. 

    11. Las células cancerígenas tratadas con curcumina muestran disturbios mitóticos que llevan al que conduce a la detención del crecimiento y la inducción del fenotipo de senescencia. La Revista Internacional de Bioquímica y Biología Celular. 2016.